Cómo iniciar e integrar una cultura digital en tu empresa?

La cultura ha acompañado al ser humano en cada paso de su evolución. Cada tecnología creada, desde la escritura, la imprenta hasta la más avanzada ciencia computacional, ha transformado nuestro entorno y la forma en la que percibimos y construimos la realidad. Sus manifestaciones se expresan en el orden material, espiritual y simbólico.

La cultura tiene el poder de reinventarnos, de modificar la experiencia humana. Además, nos confiere identidad. Es un proceso dinámico que está en constante construcción. El poder disruptivo de la cultura digital ha redefinido profundamente nuestro día a día.

Actualmente no pueden concebirse los mercados financieros sin las nuevas tecnologías. Sin embargo, adaptar la cultura de tu empresa es un proceso que requiere invertir recursos (humanos y económicos) y sobre todo, tiempo.

¿Qué es la cultura digital?

El papel de la tecnología en la cultura digital

La cultura digital es aquella en la que toda actividad de la sociedad ha sido reconfigurada por la tecnología. Desde la forma en que trabajamos hasta cómo nos relacionamos con nuestros seres queridos. Las fronteras y referentes del siglo pasado han comenzado a disolverse.

En mayor o menor grado, la cultura digital moldea la forma en que nos comportamos, interactuamos, comunicamos y pensamos. Cada día se presenta ante nuestros ojos un nuevo hardware o software que busca facilitarnos la vida, resolver nuestros problemas, reales o imaginarios.

Podemos obtener cualquier información, producto o servicio que necesitemos desde la palma de nuestra mano. Esto conlleva tremendas ventajas, como la conectividad, la inmediatez y la velocidad. También implica nuevas posibilidades y campos de acción para tu empresa.

La cultura digital requiere transparencia, que los personas implicadas tengan acceso a la información necesaria, romper viejas murallas, colaborar con diferentes áreas y equipos multidisciplinarios, así como fomentar la toma de riesgos.

¿Por qué tu empresa debe empezar a integrarla?

Integrar la cultura digital en tu empresa no es una opción, es una necesidad que debes emprender, y que para muchos, representa un desafío. Las deficiencias en la cultura organizacional son una de las principales barreras para el éxito en la era digital.

La revolución de la tecnología modificó también la forma en que aprendemos, los recursos cognitivos a nuestra disposición son casi ilimitados. Para que una empresa tenga éxito en la cultura digital, necesita aprendizaje constante, apostarle a la imaginación y la innovación.

Transitar hacia una cultura digital en la empresa es un proceso que necesita tiempo. Pero una vez implementada, te permitirá ahorrar dinero y  generar más ingresos.

Las empresas que fomentan la creatividad y la innovación logran que las personas que trabajan ahí se sientan más comprometidos con su labor, puedan experimentar más y a la postre lograr mejores resultados.

Cambios significativos de la cultura digital en tu empresa

Ningún cambio sucede sin resistencia, ya que requiere dejar atrás viejas estructuras y procesos. Las empresas deben ir más allá de los sistemas tradicionales, deben alentar el cambio en el comportamiento individual y colectivo.

Tu empresa debe abrazar la transparencia, derribar la "Mentalidad de silo". Para esto es primordial tener una comunicación abierta y honesta en la organización, tanto de arriba hacia abajo como de abajo hacia arriba.

Para mejorar el flujo de comunicación puedes utilizar herramientas de colaboración para trabajar de forma más eficiente. En vez del e-mail puedes intentar con aplicaciones especializadas como Slack, Trello o Microsoft Teams, así como con documentos colaborativos como la Suite de Google.

Tus equipos de trabajo mejorarán con la cultura digital

Otro cambio que se necesita es construir equipos multidisciplinarios con un enfoque centrados en mejorar la experiencia del cliente. Por lo que tienes que contar con expertos en diferentes áreas para garantizar que tengas todas las perspectivas posibles.  

¿Cómo iniciar la cultura digital de mi empresa?

En primer lugar, tienes que desarrollar un enfoque centrado en el cliente, para esto, necesitas comprobar la calidad y validez de los datos e información que posees.

Cada interacción del cliente con tu empresa genera datos valiosos.

Pero para que puedas sacarles provecho deben ser compartidos con los equipos de trabajo y que no se pierdan en algún punto del proceso.

Además, los datos erróneos reducen tu productividad y tus ingresos. Asegúrate que en tu sistema de trabajo esté incorporada la validación de datos, así como estrategias consistentes para gestionarlos.

Colaboración entre equipos

La transparencia es un requisito indispensable para que las comunicaciones internas de la empresa funcionen, de otra forma, perderá la capacidad para implementar su misión y visión.

Otro componente clave es la reflexión y el aprendizaje. Se debe compartir sistemáticamente lo que funcionó y lo que no. Así, tus equipos de trabajo podrán aprender y crecer, en lugar de quedarse estancados.

La realización de proyectos requiere de la integración de personas con conocimientos especializados, por ello es importante que todos y cada uno estén en el mismo canal, enfocados en un mismo objetivo, claro y definido.

Una organización debe construir un ecosistema de trabajo colaborativo, para esto, la tecnología está de tu lado. Si no existe la colaboración ni se comparte la información, tendrás perspectivas inconsistentes sobre tus clientes y sus necesidades.

Rompe esquemas tradicionales

La resistencia al cambio es inherente a la naturaleza humana. Muchos prefieren quedarse con "La forma en que siempre se han hecho las cosas", con comportamientos y patrones de pensamiento obsoletos.  

Cambia la cultura de tu empresa para innovar

Erradicar este tipo de cultura es la barrera más importante para que tu empresa pueda prosperar en la era actual. La cultura digital ha transformando los sistemas de negocios y la forma de interacción con los clientes.

Incentiva los riesgos

En la cultura digital donde todo se mueve rápidamente, la agilidad es clave. Los empleados deben sentirse empoderados para proponer ideas e intentar nuevas iniciativas.

Fallar rápido es un principio del desarrollo agile de software, y es importante porque activa la innovación. Los líderes deben fomentar la toma de riesgos, así como el constante mejoramiento de las habilidades digitales.

Este enfoque hacia la innovación necesita eliminar la burocracia, preponderando la construcción de una cultura donde los empleados se sientan cómodos probando cosas que podrían fallar.  

Conclusión

La cultura digital ha transformado cada ámbito de acción humana, ha logrado ampliar nuestras posibilidades creando nuevas oportunidades de negocio.

Implementar las nuevas tecnologías te permiten mejorar la experiencia del cliente y por lo tanto ahorrar dinero y generar mayores ingresos.

Integrar la cultura digital en tu empresa requiere cambios, privilegiar la transparencia y el flujo de información entre equipos interdisciplinarios, así como dejar atrás procesos y formas de pensar obsoletas.

Acércate a Ideas-Tico, nuestro equipo de expertos te acompañará en el camino para que implementes tus ideas e integres las nuevas tecnologías de la mejor forma posible en los procesos de tu empresa. La cultura digital seguirá avanzando a un ritmo vertiginoso, y no esperará. No puedes quedarte atrás.

Suscribete a nuestro Newsletter
Vamos a guardar sus datos sólo mientras tengamos permiso. Quedarán en seguridad y en cualquier momento puede editarlos o dejar de recibir nuestros mensajes.
Logo Asistic